martes, 24 de febrero de 2009

Un dia difícil para Blogger

Bueno dejo sentado que durante todo este día he intentado dejar comentarios en varios blog y no tuve éxito. Solo pude hacerlo en aquellos que no tienen el bendito cartelito de VERIFICACIÓN DE PALABRAS. Todos aquellos que sí lo tienen hoy, se han privado de mis comentarios, porque nunca aparecen las palabritas para poder terminar el proceso.
Así que ya saben, a los que tienen este artilugio, les debo el comentario para cuando se solucionen los problemas.

Día difícil, para casi todos los servicios de Google. Que andará pasando?

sábado, 21 de febrero de 2009

Sobreviví

Sobreviví a mi primer semana de trabajo.
Agitadísima.
Llena de contratiempos.
Mucha gente pidiéndome cosas.
Muchos problemas por resolver.
Mucho ruido.
Mucho trabajo.
Poco tiempo para resolver.
Mi humor sigue en pie, cosa que agradezco profundamente.
Llegué cansadísima al viernes.
Agradezco estos 4 días para recuperarme.
Maldigo estos 4 días que me quitan 2 de trabajo, para poder resolver cosas que eran para ayer.
Bue..., es lo que hay.
En casa, todo es paz y tranquilidad.
Y hoy, mi mañana favorita, se respira y no se transpira.
Agradecida...
Voy por más.

viernes, 13 de febrero de 2009

Vacaciones

Van llegando a su fin.
No fueron divertidas.
Fueron intensas.
Probablemente en breve sean necesarias nuevamente.
Ahora se cambian los ritmos, las pausas.
Ahora se amanece a tempo.
Ahora irremediablemente hay que volver a trabajar, con todo lo que eso implica.
Me deseo, buen comienzo. Ya sé que será agitado, como siempre, pero mi humor sigue cotizando alto así que no me amedrenta.
Es hora de cambiar el ritmo.
Es hora...

lunes, 9 de febrero de 2009

Disfrutando

Como corresponde, me reí a boca en jarro todo el fin de semana.
Consecuencia: me la pasé tomando analgésicos

Pdta: no me importa nada mientras este estado siga instalado en mí.

sábado, 7 de febrero de 2009

Insólito

Acabo de tomarme un analgésico.
Increíble.
Ya sé, pensaran que tiene de increíble tomarse un analgésico?.
La cosa es así, la semana pasada, exactamente el martes, me hicieron una cirugía en la boca para sacarme un quiste. No voy a entrar en detalles por que fué horrible, pero la verdad es que nunca me dolió después de la cirugía mas allá de molestias obvias, los puntos, el traumatismo, etc. etc. etc. Lo curioso e insólito para mi, es que hasta ahora me venía recuperando maravillosamente, sin molestias ni nada. Hoy hablaba con una amiga por teléfono, y en un momento me empecé a reír fuerte, con toda la boca, y noté que no podía me molestaba un poco. Obviamente, todavía esta todo inflamado, y es normal, pero desde ese momento es que el dolor comenzó a crecer. Al principio, me resistí a la idea de que me dolía, suelo hacerlo, me resisto hasta que no aguanto más, pero tuve que aceptar que me dolía lo suficiente para tomar un analgésico y acto seguido me agarro otro ataque de risa, esta vez agarrándome hasta los cachetes, para que no me duela tanto.
Pueden creer, que pasé por una situación dolorosa y traumática, sin dolor y me viene a dolor todo ahora porque me REÍ??? Yo no, por eso me senté a escribirlo, porque me parece muy bizarro. Ameritaba un post.
Y les aseguro que no me río mas por unos días.

viernes, 6 de febrero de 2009

Bienestar intacto

Mi sensación de bienestar, sigue intacta.
Ando feliz, y aunque no pretendo que sea sin solución de continuidad, también espero que se instale y se quede acá, en casa, conmigo.

Sigo sin saber mucho que hacer con las palabras escritas, será que solo es más simple escribir cuando nos duele el alma?

Mientras tanto, aprovecho un video que puse en la barra lateral, pero que no se disfruta ahí, y me gusta mucho. Es teatral, es simple, tiene una iluminación que me encanta.

Disfrutemoslo.

Un abrazo

Brindemos por el fin de semana reparador!

lunes, 2 de febrero de 2009

Cambiando diseño

Me levante de un humor maravilloso, salí a la calle. Me comí una cola larguísima en el banco, me dieron diez pesos en moneditas de cinco centavos. Dí unas vueltas por ahí pensando en comprarme algo, pero realmente no necesitaba gratificarme con nada. Me siento tan bien, que es más que suficiente. Volví a casa y me tire sobre el blog. Leí post nuevos y encontre una nube de etiquetas que me encantó. Así fué como no pude parar de hacer cambios a mi plantilla. Hacía meses que la quería de tres columnas, pero como no manejo código html, no me salian bien y perdía cosas en el intento. Pero cuando las cosas tienen que ser, son, asi que hoy si conseguí agregarle una columna a mi plantilla.

Mi humor sigue en alza.

El día esta bellísimo.

Ya puedo saldar mis deudas (iupiiii)

Los que amo, me aman.

Repito, soy una mujer agradecida.