viernes, 14 de marzo de 2008

Silencio

Las cosas cambian continuamente. Uno se despierta feliz hoy y mañana el pecho oprime tanto que cuesta respirar. Las palabras se esconden y las acciones se desvanecen.
Un cuerpo desparramado sobre un sillón, grita en silencio pidiendo auxilio. Nadie responde...
Las cosas siguen cambiando. Las lapiceras se quedan sin tinta. Uno se despierta cansado y abrumado, pero continua la rutina.
Otro cuerpo se distiende y anda con soltura, sin tensión.
Uno, en silencio y solo.
Los otros aturden con tanto ruido.
Los otros..., que lejos estan.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Los otros...mucho lost...los otros quizá no aturden, quizá no hagan tanto ruido, quizá parezcan ruidosos porque los dos asumen que los unos aman el silencio o quizá los dos lo aman? Están los otros tan lejos o quizá los unos se alejaron? Nada es lo que parece en tiempos de crisis...ni en lost.
andrea