miércoles, 17 de febrero de 2010

Como en Botica V

Seis de la mañana, en pie.
Escribir se ha convertido en un acto ocasional.
Las pasiones se han dormido, los objetivos son concretos, no han dejado lugar al placer.
El disfrute viene en envase light.
Los colores se estancaron en un extraño paraje.
Seis de la mañana sin deseos de retomar las tareas laborales.

3 comentarios:

Amatista dijo...

Suele suceder... Lo insoportable es cuando sucede con cierta agobiadora frecuencia.

Que sea light!

L a N a ï f a dijo...

Cómo me gustan estos textos.

Aunque me den en la nuca.

La Griega dijo...

amatista: todo suele suceder que te referís vos?

Y debe seguir siendo light, ja

Lanaifa: gracias nuevamente, no se desnuque, no puedo hacerme cargo de eso, ja