miércoles, 5 de agosto de 2009

Colgada II

Cualquiera podría pensar que como me dieron un premio, que tarde en asumir, ahora me estaba colgando de mis laureles, pero no. Si me estaba colgando, como casi siempre que me ausento, pero no he encontrado laureles por aquí. Cambio el tipo de cuelgue. A veces me cuelgo de la tristeza, otras de la depresión. A veces me cuelgo de la televisión, de los libros o de internet. A veces simplemente me cuelgo, mirando el techo, que como decía Serrat, "no le vendría nada mal una mano de pintura". Y otras veces, las menos, me cuelgo de la vida y de Buenos Aires. Anduve por ahí, saliendo un poco, cambiando mi energía. Recuperando antiguas relaciones, dedicándoles tiempo y atención. Anduve dando vueltas por la noche porteña. Un poco de música, no siempre buena, un poco de gente, toda una fauna, muchas palabras y poco sueño. Podría seguir colgada de esta manera, pero no creo que aguante, porque como dice Bebe, "ay cuerpo, cuerpecito mio que caña te he metido en esto años que llevo de camino perdío..."

4 comentarios:

yiya dijo...

Como me gusta Bebe.... (suspiro), jajaj, esta bueno eso de recuperar antuguas relaciones, a mi me paso hace poco y me hizo bien, te mando saludos y espero que te cuelgues del blog, jajaja

pao dijo...

hola!!! que lindo salir y cambiar de energia!!! gracias por tu coment! ;) besasosss

Arha dijo...

podría decirle que también ha sido así por estos lados,
pero mis vueltas fueron puertas adentro
alma adentro, le diría

casi en espejo

un abrazo

Misma Mismidad dijo...

AY!!! mi querida grieguis! salga, oreese!!!!
Lo bien que hace cambiar, trasmutar y cambiar de energia!
Bien por usted! besito!.