domingo, 20 de septiembre de 2009

Domingo IV

Que semanas!!!!
Quería acción y la tuve, ahora no debería quejarme, pero este... "cuerpo, cuerpecito mío que caña te he metido en estos años, oh oh oh de camino perdido", no puede mas. Llegué rasguñando el viernes, indispuesta y viendo todo mas complicado de lo normal, conservando mi naturaleza. El sábado me levantó de un cachetazo y otra vez, para atrás, como por un tubo. Tristeza y mal trato. Lo peor no es que me maltraten, si no que en nombre de que soy "difícil" o "complicada" se escuden para maltratarme y que yo por un momento me lo crea. Esa es la peor parte, que aún dudo de mi y me lleno de tristeza y me sumerjo en un llanto que no me libera, me llena de bronca. Después la tristeza se convierte en enojo y... esta vez se me dio por limpiar, no estuvo tan mal, pero el enojo de afuera se vino hacia adentro y termine enojada conmigo. No logro separar, que yo no soy culpable de todo en este mundo, que soy responsable de mis palabras y que no tengo porque dejar de ser quien soy para que los demás no se molesten. Que puedo cambiar aún más las "formas", pero eso no cambia el contenido y por sobre todas las cosas que no me tiene que importar. Si el costo para que me quieran es que deje de ser quien soy , LO SIENTO, ESO NO VA A SUCEDER, aunque me cueste un día de mierda o llanto o enojo. Dudo, pero no vuelvo mas en esta historia hacia el pasado, dudaré un rato mas o menos, pero no tengo retorno ni lo quiero tener.
Y ahora sí, con unos cuantos mates, y muchos mimos, sigo pa' lante!!!!
Buen domingo!!

Pdta: dos tragos de optimismo para ayudar a los mates



1 comentario:

Caro dijo...

Lo importante es no traicionarse una.
No quedarse con palabras sin pronunciar, con enojos sin sacar y con lágrimas sin caer.
Mirar hacia atrás sólo para darse impulso. NO para quedarse aferrada y dolida en los recuerdos.
Besos