domingo, 17 de enero de 2010

Como en Botica II

Ahora vivo en un lugar comunitario, por no decir lleno de gente extraña. Desconozco el motivo, solo sé que la mayoria son originarios del norte argentino.
Tengo televisor, impresionante, enorme, divino, pero me sacan el control remoto.
Me cuesta tener privacidad, todos quieren el televisor.

Calor, mucho, me marea, me atonta.
No hay forma de estabilizar la presión arterial.

La dieta no está dando resultados.

Las películas abundan y se amontonan en la pc.

El calor, el calor y eso que no era por Mayo...

Los gatos casi no se mueven.

El rojo cada día le sienta mejor.
A por más colores. Tal vez naranja, tal vez azul.

Milagro en la televisión pública.

Hijo en la costa.

Calor y más calor...

No hay comentarios: