martes, 21 de octubre de 2008

PARO NACINAL DOCENTE

Estoy triste.
No vislumbro posibilidad de acuerdo.
Me desespera escuchar a Macri que argumenta sin argumentos.
Lamento que la ciudad se haya convertido en su negocio.
Me duelen las escuelas cerradas.
Humilla la falta de educación.
Más aún la represión.

1 comentario:

Lila dijo...

Me sumo a tus palabras. Las escuelas cerradas también me duelen.
Los que trabajamos en educación descreemos cada vez más en los discursos grandilocuentes...no importa quien los pronuncie.

Saludos